La obediencia a Dios activa sus promesas

La obediencia a Dios activa sus promesas