NO DEJEMOS QUE EL PESO DEFINA NUESTRO VALOR

NO DEJEMOS QUE EL PESO DEFINA NUESTRO VALOR