¡Peligro! No pongas en tela de juicio lo que Dios ha hablado

¡Peligro! No pongas en tela de juicio lo que Dios ha hablado