No somos de los que retroceden

No somos de los que retroceden