Para sanar debes dominar tu miedo

Para sanar debes dominar tu miedo