No le pidas a Dios lo que te hace falta

No le pidas a Dios lo que te hace falta